Introducción a los cinco elementos o reinos mutantes de la energía

Introducción a los 5 reinos mutantes

La teoría de los cinco elementos o reinos mutantes de la energía sostiene que la madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua son los elementos básicos que constituyen el mundo material. Entre ellos existe una relación de intergeneración e interinhibición, lo cual determina su estado constante de cambio y movimiento.

Mediante la teoría de los cinco elementos se explica, principalmente, la relación de intergeneración, interdominancia, exceso de dominancia, y contradominancia entre ellos. La medicina tradicional china usa esta teoría para clasificar en diversas categorías los fenómenos naturales, la mayoría de órganos, tejidos y emociones humanas e interpreta las relaciones entre la fisiopatología del cuerpo humano y el medio ambiente natural, aplicando a cada una de estas clasificaciones las leyes antes descritas.

Atribución de las cosas a los cinco elementos

El ser humano vive en la naturaleza y el medio ambiente natural, los cambios climáticos y de las condiciones geográficas influyen considerablemente en sus actividades fisiológicas. Este hecho es manifestación de la dependencia de la persona respecto al medio ambiente así como su adaptabilidad a él.

Partiendo de esta consideración, la medicina tradicional china relaciona lógicamente la fisiología y patología de los órganos y los tejidos con los factores del medio ambiente. Estos factores son clasificados en cinco categorías tomando los cinco elementos como base.

Ciclos de los cinco elementos

Similitudes y alegorías son usadas para explicar las complicadas relaciones entre la patología y la fisiología y la correlación entre el ser humano y el medio ambiente natural.

Los cinco elementos y sus relaciones de intergeneración, interdominancia, exceso de dominancia y contradominancia son usados como un método en el tratamiento de la enfermedad. Por ejemplo, sin notamos un color verduzco en la cara, acompañado de una preferencia por los alimentos agrios, podríamos pensar que se trata de desórdenes del hígado; si vemos a un paciente con un color rojizo en la cara y nos refiere que tiene la boca amarga, podríamos pensar que existen desórdenes en el corazón. El desorden del bazo acompañado de un aspecto facial verduzco implica que la madre (hígado – madera) está en exceso de dominancia sobre el hijo (bazo – tierra). Si un paciente tiene desórdenes del corazón y su aspecto facial es oscuro podría implicar que el agua – riñón está dominando al fuego – corazón.

Comprendiendo bien las correlaciones arriba mencionadas se puede controlar la evolución de la enfermedad en el período inicial.

Las teorías del Yin – Yang y de los cinco elementos son dos puntos de vista sobre la China antigua, conceptos materialistas y dialécticos rudimentarios que reflejan en diferente grado la ley objetiva de las cosas. Éstas tienen una significación práctica en la explicación de las actividades fisiológicas y los cambios patológicos y sirven de guía para la práctica de la reflexología podal.

Deja un comentario