Pauta de una sesión Reiki

Cuando hagáis un tratamiento con Reiki es ideal permitir que vuestras manos os guíen. “Tus manos saben, tú no”

No obstante, como al principio todos preferimos tener una pauta que nos dé cierta seguridad en lo que hacemos, podemos seguir un proceso de cabeza a pies, tratando de sentir donde puede haber un bloqueo, una sensación de vacío, frío, etc.

Como comprenderéis casi ninguna persona que acuda a recibir una sesión de Reiki va a vestir ropa blanca, amplia, cómoda y / o de tejidos naturales.

Reiki funciona igualmente, la imagen es pura parafernalia.

Debéis tener en cuenta que, en muchas ocasiones, ofreceréis Reiki a personas con poca movilidad y/o en su domicilio y ni la postura ni el lugar tendrán nada que ver con anuncios idílicos donde todo es pureza y armonía. Esto lo aportaréis vosotras. Para eso estamos.

Hay quien insiste en que las manos se colocan con los dedos juntos y formando una concavidad tal como se ponen cuando quieres coger agua… En la práctica llegaréis a la conclusión de que no importa la forma en que pongáis las manos ni la ropa que llevéis. Sentiréis como la energía fluye y penetra ayudando a la persona que lo precise.

  • Colocad a la persona que va a recibir Reiki en la postura que mayor comodidad le ofrezca y que os permita trabajar con relajación y eficacia.
  • Liberad lo máximo posible las apreturas que la ropa de la persona ejerza. Se asume que vuestro vestuario será adecuado.
  • Regular, si es posible la intensidad y posición de la iluminación. Evitad luces intensas, que no deslumbren y procurad que aporten calidez.
  • Apagad y que apaguen los móviles y relojes con alarmas.
  • Quitaos los anillos, pulseras, relojes, collares, etc. La persona a la que atendáis debe hacer lo mismo.
  • Es aconsejable que la sala donde ofrezcáis la sesión de Reiki esté climatizada de manera que no se soporten altas temperaturas ni se sienta frío.
  • Meditad y centraos antes de comenzar.
  • Mantened silencio durante la sesión.
  • Un CD con música para Reiki armoniza el ambiente y os dará una idea sobre el tiempo para actuar en cada zona, aproximadamente.
  • Se sugiere comenzar por la cabeza y terminar en los pies, aunque no es una norma invariable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *