Summa astrológica. Una joya recuperada de Antonio de Nájera.

La Summa astrológica y arte para enseñar y hacer pronósticos de los tiempos es una gran obra compuesta por Antonio de Nájera, matemático lusitano, en el año 1632.

PREFACIO Y REPARTICIÓN DE ESTA SUMMA

Esta Summa astrológica se divide en dos partes, la primera contiene treinta y cinco capítulos, muéstrase en ellos como introducción la naturaleza de los planetas, y lo que influyen en todos los juicios de los tiempos, y mudanzas del aire, tanto universales como particulares, y las causas por que tienen tantos influjos, esto en cuanto se considera cada uno de por sí, sin respecto de otro. Y también sus calidades en respecto de los signos del zodiaco donde se hallasen, y en respecto de sus orbes excéntricos, epiciclos, si están en el auge de ellos, o en su opuesto; y si son, veloces, lentos, estacionarios, retrógrados o combustos, etc. Tratando de sus dignidades, y debilidades tanto esenciales, como accidentales, todo con sus causas y tablas.
Muéstrase más en esta primera parte la naturaleza de los doce signos del zodiaco tabular del primer móvil, por sí considerados y en respecto del Sol, y de las estrellas fijas del firmamento, con las causas de sus influjos.

También se muestran los lugares de algunas estrellas fijas más notables, sus longitudes, latitudes, grandeza, naturaleza, declinación, ascensión recta; con qué grado del zodiaco nacen y se ponen, y median el cielo, todo por tablas para el altura de Lisboa de 39 grados, y calculadas por las observaciones de Tycho Brahe para el Año 1632. Y juntamente lo que influyen cuando nacen y se ponen con el Sol, y los demás planetas, y en el fin de esta primera parte un Calendario Astronómico en que muestra por discurso del año, los días en que el Sol nace y se pone, y media el cielo con estas estrellas.

La segunda parte contiene veinte capítulos, en los primeros muestra,  cómo se ha de juzgar de los tiempos, y mudanzas del aire por los eclipses, revolución del año, y sus cuartas, y también por las lunaciones ordinarias del Sol, y Luna, que acontecen todos los meses y semanas, y por los aspectos, y encuentros de la Luna con los demás planetas, y unos con otros, que hacen todos los días; todo sacado de lo mejor de la doctrina de Ptholomeo, y sus comentadores.

También se trata en los capítulos más adelante de esta segunda parte, el juicio de las mudanzas del aire, por la doctrina de Albumazar, Alkindo y Messalach, como autores más doctos, entre los árabes, y de más crédito en esta ciencia, y que mejor experimentaron los efectos de las estrellas.

Luego adelante en esta segunda parte, en algunos capítulos, y títulos se recopilan muchas reglas, y aforismos sacados de experiencias de varios autores, para los eclipses, revolución del año, y sus cuartas, y también para las conjunciones, oposiciones y cuartos del Sol con la Luna, que acontecen todos los meses, y semanas y de los juicios de cada día, para los encuentros de los planetas unos con otros se conocerán los accidentes de los tiempos, y alteración del aire, tanto como de calor, de frío, de sequedad y serenidad del aire, y su buena templanza, y también de la humedad, nieblas, nubes, y lluvias de nieve y granizo, de vientos, y tempestades, de truenos, rayos, y piedras de corisco; y finalmente de temblores de tierra, terremotos, y diluvios, con un ejemplo al cabode todo esto, examinado, y experimentado, en que muestra con mucha claridad de la ciencia, como se han de ver los astrólogos en todos los juicios de los tiempos y alteración del aire.

En el último capítulo para remate de esta Summa se trata de los accidentes que los planetas y estrellas fijas causan en el aire, cuáles son compatibles entre sí, y cuáles son incompatibles, necesario para saber acomodar los accidentes de los influjos conforme los tiempos del año, como todo se vera más por extenso en la tabla puesta al cabo de este libro.

Consigue este magnífico libro por 20 euros

+ 3,60 de gastos de envío para península y Baleares. Para Canarias y América consultar gastos de envío.

Deja un comentario